10 ene. 2014

EL HILO ROJO



Existe una leyenda oriental que habla de un hilo rojo invisible que conecta a aquellos seres destinados a unirse en algún momento de sus vidas.
Al parecer, esta leyenda se basa en la creencia de que las personas predestinadas a conocerse, se encuentran enlazadas por un hilo rojo invisible atado al dedo meñique, que une a las personas con independencia del espacio y del tiempo.
Este es un libro que habla de como los niños adoptados están unidos por un hilito rojo con sus padres de adopcion.
El hilo rojo
En Japón, se narra un cuento en el que un emperador encargó a una bruja que buscara a la persona que llevaba unida a través de su hilo rojo invisible. Ésta localizó a una campesina con un bebé en brazos, a quien rechazó dicho emperador, golpeándola y ocasionando una herida en la frente al bebé.
Al cabo de los años, y cuando el emperador decidió casarse y eligió para ello a la hija de un importante cargo militar, pudo comprobar, sobrecogido, que su futura esposa tenía una cicatriz en su frente y que, por tanto, se trataba de la niña a la que la bruja había designado
como unida a él a través del hilo rojo invisible.
Esta narración , en sentido metafórico, adapta la citada leyenda a los padres embarcados en la gran aventura de una adopción en China y en general a todos los padres que atraviesan este dura travesía, a fin de simbolizar de este modo, la unión invisible con los hijos que les son asignados por las autoridades responsables de los trámites de adopción internacional, esos hijos tan queridos y deseados cuyo proceso de adopción, queda simbolizado por el azaroso camino trazado por un ovillo de hilo rojo invisible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario